Beach & Bikinis: A Guide to a Fast Suntan

Guía rápida para un bronceado perfecto

El verano por fin está aquí, sol, playa, arena, bebidas frías, pero… ¡llevamos un año encerradas sin una gota de vitamina D! Tal vez tu piel no luzca ese tono que tanto deseas, y si es así… ¡no te preocupes! Hemos llegado para salvarte, te traemos una guía rápida para brillar con un bronceado de ensueño.

 

Como pro tip, te adelantamos que la uniformidad del bronceado dependerá del traje de baño que uses. ¡Nosotras recomendamos el g-string para lograr un bronceado perfecto! En Ola Lily tenemos una gran variedad, dirígete a nuestra colección y elige tu favorito para estas vacaciones.

 

Ahora sí, para empezar debes saber que hay alimentos estimulantes, se les conoce como “alimentos bronceadores” y poseen grandes cualidades muy útiles para lucir un bronceado perfecto.

 

Probablemente sepas que la zanahoria ayuda bastante, ¡pero no es la única! Aquí te mostramos algunos alimentos que debes incluir en tu dieta este verano:

 

  • Alimentos ricos en betacaroteno, como el tomate, las espinacas, la zanahoria, el pimiento rojo y la calabaza. Con ayuda de este pigmento vegetal, estos alimentos ayudan a tu piel a digerir los rayos UV más fácilmente. También mejoran su aspecto gracias a sus antioxidantes.

  • El plátano, la berenjena, la cebolla, el aguacate, la coliflor y ¡el vino! Contienen una alta cantidad de flavonoides, un químico vegetal que fija el bronceado y le ayuda a durar mucho más tiempo. Además, ¡dile adiós a las grietas y a la piel escamosa!

  • Los alimentos ricos en vitamina C, como la fresa, el limón, la naranja, la grosella negra, el kiwi, la toronja. Gracias al potente antioxidante que poseen, frenan por completo la oxidación natural de la piel, logrando una mayor luminosidad.

 

Ya sabes el secreto, ¡que no falte una buena copa de vino acompañada de naranjas y fresas este verano! Y agua, mucha agua, mínimo dos litros al día, pero procura mantenerte hidratada en todo momento.

 

Después de cuidar tu alimentación, es importantísimo preparar la piel para la fuerte exposición solar a la que se expondrá. ¡La exfoliación será tu mayor aliada! Debes concentrarte en aquellas zonas más propensas a tener células muertas, como la espalda. También es vital encontrar un bronceador que trabaje bien con tu piel y se adapte a ella y a sus necesidades.

 

¡La paciencia es clave! Todas queremos el bronceado perfecto al instante, pero así sólo lograremos estropearlo, hay que mantener la calma. Varios estudios aconsejan tomar el sol diariamente, aumentando la exposición cada vez más. Por ejemplo, el primer día puedes broncearte por 5 minutos, después 10, después 15 y así sucesivamente. Pero ojo, ¡siempre protegida con bloqueador solar! Y tampoco olvides cambiar de posición cada cierto tiempo, recuerda, queremos broncearnos ¡no quemarnos! De esta manera evitarás quemaduras e insolaciones.

 

Cuando termines de asolearte, a tu piel no le vendría nada mal una crema hidratante. También son recomendables los geles, que además de hidratar te dan una sensación de frescura riquísima.

 

Por último, pero igual de importante, date un baño con agua tibia ¡créeme lo agradecerás! y así eliminarás cualquier resto de protector solar y tus poros se cerrarán.

 

¡Esperamos te sea útil esta guía rápida para lucir un bronceado de envidia! y cuéntanos ¿sabes algún otro tip?

Deja un comentario

Liquid error: Could not find asset snippets/ams_storefront_settings.liquid
Español